Testimonios de las represiones en Hacienda Blanca y Huitzo

captura-de-pantalla-2016-11-17-a-las-00-15-55

El 19 de junio, Nochixtlán no fue el único punto en Oaxaca atacado por la policía. El operativo fue más grande. Un informe realizado en base a los testimonios de vecinos y víctimas relata detalles sobre las represiones en el crucero de Viguera y Hacienda Blanca:

Un gran contingente de la Policía Federal arribó a los cruceros de Hacienda Blanca y Viguera realizando un operativo terrestre y aéreo, con refuerzo a de la policía estatal. De acuerdo con los testimonios, los helicópteros que sobrevolaban la zona descendían a alturas bastante bajas en el espacio de las colonias, y desde ahí arrojaban bombas de gas lacrimógeno a las casas para provocar temor y que la gente saliera de sus domicilios. Esta parte del operativo involucró el área hasta el Crucero de Viguera, desde donde se extendió por Brenamiel y San Jacinto Amilpas para detenerse a la entrada de la Ciudad.

Como también del realizado en la carretera a San Pablo Huitzo, a la altura de la gasolinera de Telixtlahuaca. Fue uno de los primeros bloqueos que se instalaron en el estado, muy cerca de la capital, sobre la carretera federal. Llevaba una semana funcionando cuando fue reprimido, en un operativo que ocupó alrededor de ocho horas, desde temprano en la mañana a las cuatro de la tarde del 19 de junio.

En amboos casos, hubo graves violaciones a los derechos humanos.

Sobre Nochixtlán, se explicita que el Comisionado General de la Gendarmería Enrique Galindo Ceballos y el Comisionado de la Policía Estatal General de Brigada Froylán Carlos Cruz fueron las personas a cargo de los policías. Participaron 800 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca, Policía Federal y de la División de la Gendarmería. Además del equipo antimotines, la policía llevó consigo fusiles de asalto CZ 805 BREN A1 y fusiles FAL.

“Cuando empezamos a recoger los testimonios de las víctimas, nos dimos cuenta que nos faltaba información sobre lo sucedido en los Valles Centrales, lugares muy cercanos a la ciudad d Oaxaca. Convocamos a organizaciones civiles y armamos un equipo de trabajo, que se mantiene” relató Sara Méndez, integrante del Comité de Defensa Integral de Derechos Humanos Gobixha, uno de los encargados de la tarea.

El sábado entregaron su informe en Nochixtlán y Oaxaca, en el marco de la Brigada Cultural que se realizó en la comunidad.

“El primer destinatario del informe son las personas de estas localidades. Todavía hay mucha confusión de qué fue lo que pasó. Hicimos una reconstrucción desde nuestra óptica, que es la defensa de los derechos humanos.”

El informe se hizo llegar vía electrónica a los poderes estatal y municipal, ya que se trata de una versión preliminar, aunque completa, que tiene por finalidad poner en relevancia los otros lugares en dónde fueron violados los derechos de las comunidades vecinas.

“El gobierno federal ya no incluye a estos otros puntos en las mesas de víctimas, no han recibido ninguna respuesta de las autoridades, ningún acercamiento a estas familias que no fueron atacadas en Nochixtlán. Hay que tener en mente que en este momento aún se vive un clima de terror y persecución en la gente. Muchos continúan en shock por lo vivido, incluso, muchos de los heridos apenas han salido para recibir atención médica, aún en casos de heridas de bala”

Otro de los temas que ronda a las represiones del 19 de junio es el asesinato de Salvador Olmos García, integrante de la radio comunitaria Tuun Ñuu Savi, por policías de la localidad vecina de Huajuapan de León.

“Chava salió de su casa al escuchar la alerta que habían hecho desde la radio comunitaria, de que estaban siendo rodeados por la policía. Sabemos que en el Hemiciclo hizo una pequeña pinta sobre los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, y fue detenido por una patrulla estatal. Eso sucedió más o menos a las 0:30 de la madrugada del domingo 26 de junio” explicaron desde CodigoDH.

La versión de la policía sostiene que Chava se les escapó cuando lo llevaron frente al Ministerio Público, pero hay versiones de testigos que vieron cuando era perseguido por la policía, que iba descalzo, no llevaba las rastas clásicas y se veía maltratado. La familia, los compañeros y los amigos insisten en que algo sucedió en esas 4 horas entre que fue detenido en el Hemiciclo de Huajuapan, y las 4:20 de la mañana del domingo, cuando lo atropelló una patrulla que lo perseguía.

Sólo el conductor de la patrulla fue sujeto a proceso penal y la fiscalía local pidió 3 meses para presentar el caso en su contra. Lo que se reclama es que hay al menos otros 3 policías que deben ser investigados, ya que otra patrulla participó de su detención.

“Quienes lo mataron fueron policías municipales, encargados de la seguridad de la ciudadanía pública. El mando de policía tiene responsabilidad sobre lo sucedido, ya sea por hacer o por dejar hacer. Ese es el señalamiento que hacemos, tanto desde los derechos humanos, como en materia penal”, explicó Alba Cruz, de la organización antes mencionada.

Etiquetado con: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

WordPress spam Bloqueado por CleanTalk.
Top